Soy Ángeles Sánchez, trabajo con mujeres que tienen como prioridad aprender a QUERERSE MÁS.

Esto se traduce en aprender a tratarte  con RESPETO, valorarte y darte un lugar PRIORITARIO en tu vida (a ti y a tus deseos y necesidades).

También en pasar de la auto-crítica a la COMPASIÓN hacia ti mismas como fuente principal de AUTOESTIMA.

En definitiva, te ayudo a mejorar tu relación contigo misma para así conseguir un mayor bienestar y una vida más plena.

 

Hace años que siento el deseo de dedicarme profesionalmente al desarrollo personal y compartir todo lo aprendido, a la vez que sigo creciendo mientras acompaño a otras mujeres a recorrer sus propios caminos de crecimiento personal y poner más consciencia en sus vidas.

Me doy cuenta de que constantemente nos juzgamos, nos decimos que no somos válidas, no nos tratamos con respeto a nosotras mismas o no nos atrevemos a expresarnos. 

Llegamos muchas veces a aparentar ser lo que no somos para que nos acepten y nos quieran. Y todo esto va dañando nuestra autoestima. Lo peor de todo es que son cosas tan pequeñas de nuestro día a día que a veces no nos damos ni cuenta.

No es la vida quién nos daña, nos dañamos nosotras mismas.

Necesitamos cambiar nuestra forma de vivir,  para afirmarnos y expresarnos libremente, para aceptarnos tal y como somos (porque esta es la base del cambio), para responsabilizarnos y tomar el control de nuestras vidas. Es viviendo de esta manera, adquiriendo nuevas formas de relacionarnos con nosotras y con el mundo, como conseguimos que nuestra autoestima se vaya fortaleciendo.

 

DESDE MI EXPERIENCIA Y FORMACIÓN TE PUEDO AYUDAR…

En mi propio proceso personal he podido ver que la base de muchos de mis problemas era siempre la falta de amor a mí misma. Créeme que yo he pasado por la desvalorización, el miedo a expresarme, la no aceptación de lo que siento y pienso… y no es una forma de vida agradable, se pasa mal. La buena noticia es que el cambio es posible y depende de nosotras.

Este es un problema común a muchas mujeres, que necesitamos revisar para poder vivir mejor y poder crecer también en otros aspectos. Yo estoy decidida a ayudarte a que lo consigas.

Puedes dejar de sentirte víctima, salir de la queja, revisar tus propios juicios y dejar esos patrones que te hacen la vida más difícil. Es importante darte cuenta de todo eso que tú haces y que añade sufrimiento a tu vida. Y tiene su sentido que sea así, porque en algún momento te ha servido para protegerte de emociones que no podías gestionar, seguramente cuando eras una niña, pero ahora que eres adulta ya no tienen sentido y es hora de dejarlos ir.

 

MI VISIÓN TERAPÉUTICA

Tengo la inmensa suerte de trabajar con personas que se desnudan emocionalmente delante de mí cada día. 

Una cosa es ver a la gente como actúa en su día a día, con sus máscaras, sus defensas, sus corazas… y otra muy distinta es ver a la gente por dentro, cómo sienten, qué les duele o a qué tienen miedo.

Gracias a ello cada vez estoy más convencida de que TODAS somos hermosas por dentro y de que en realidad a todas nos pasan cosas muy parecidas.

Todas y cada una de las personas que se ponen frente a mí, cuando se abren y se muestran vulnerables, me parecen maravillosas.

Cada vez creo menos en la maldad y más en la falta de consciencia y el dolor que sentimos en un determinado momento como las causantes del daño que hacemos a los demás y a nosotras mismas.

 

ALGUNAS COSAS ACERCA DE MÍ

  • Al entrar en la universidad decidí estudiar Ingeniería Informática, pero después me di cuenta de que me apasiona el contacto a nivel profundo con la gente. Ahora sé que mi propósito en la vida está relacionado con el desarrollo personal y con ayudar a los demás a tener una vida mejor.
  • Mi primera transformación personal fue al realizar la formación Gestalt, en la Escuela Murciana de Terapia Gestalt. Definitivamente fue un antes y un después en mi vida, mucho más por las experiencias que viví que por lo que pude aprender a nivel intelectual. Me ayudó enormemente el poder relacionarme con otras personas desde un lugar amoroso y sin juicio. Desde entonces soy una enamorada de la terapia de grupo.
  • EN 2016 fui mamá de Julia y ésta ha sido la segunda experiencia transformadora de mi vida. Para mí fue esencial el tener un grupo de referencia y apoyo, donde compartir esta etapa con otras mamás que estaban en la misma situación que yo. De aquí nace mi deseo de trabajar con mamás y crear grupos de apoyo para ellas.
  • Intento comer ecológico. No soy vegetariana, pero poco a poco intento ir eliminando la carne de mi dieta.
  • Me encantan las plantas. Es una de las aficiones que más me relaja. No me gusta comprar las macetas, me parece mucho más divertido plantarlas yo misma.
  • Odio los centros comerciales y los lugares masificados. Siempre que paseo voy buscando las calles más solitarias y tranquilas.
  • Siento una gran debilidad por los niños. Desde bien pequeña me apasionan los bebés y ya entonces los perseguía y jugaba con ellos todo el tiempo que me dejaban. Me encanta rodearme de ellos, me emocionan y me divierten.
  • Vivo sin televisión. Prefiero emplear mi tiempo en cualquier otra cosa (Las películas no cuentan).
  • Aspiro a alcanzar algún día la libertad financiera.
  • Intento leer al menos MEDIA hora todos los días.
(Las de las fotos somos Julia y yo, y estas fotos tan bonitas son de mi amiga fotógrafa Marta Ahijado)